5 consejos para que tus clientes recuerden tu logotipo

Todos hemos escuchado o utilizado alguna vez la palabra “logotipo” cuando nos referimos a la marca de una empresa, pero no siempre es tan claro el valor que aporta o por qué es útil. Un logotipo es importante porque:

  • Le dice a los clientes quién eres de la misma manera que un nombre propio.
  • Expresa atributos de cómo es tu producto o servicio.
  • Genera una impresión en cada comunicación con tus clientes y contribuye a que tu empresa se posicione con el paso del tiempo.

Si ya tienes un diseño quizás te ha pasado que al tratar de subirlo a tu sitio web y portales de publicidad se distorsiona o no se ve como esperabas. Si aún no tienes uno, seguro querrás saber por dónde empezar. Para cualquier caso, aquí te dejamos 5 recomendaciones que ayudarán a que tu logotipo sea como te lo imaginas y capte la atención de tus clientes:

1. Menos es más

Es importante que tu marca se pueda leer con claridad donde quiera que aparezca. Si intentas agregar muchos elementos al diseño será muy complicado entender qué dice, sobre todo en tamaños pequeños. Si quieres incluir tu slogan o datos de contacto, evita hacerlo en tu logotipo y aprovecha los espacios en otras partes de tu sitio web.

2. Deja que tu marca respire

El espacio en blanco alrededor es casi tan importante como el diseño en sí ya que permite que tu marca se muestre completa y sin interrupciones. Define un espacio vacío alrededor de tu logotipo que servirá como un área segura para la mayoría de los casos.

3. Mantente siempre visible

¿En dónde lo vas a usar? ¿se puede apreciar fácilmente sobre ese fondo y en ese tamaño? Es importante que respondas estas preguntas para saber qué versión de tu marca es la más adecuada para cada caso.

4. Cuida los tamaños

Si usas un programa de edición de imágenes, asegúrate de modificar el tamaño de la imagen desde las esquinas, esto hará que tu diseño se ajuste manteniendo siempre sus proporciones.

5. El formato es importante

Para garantizar que tu logo se va a ver tal como tenías en mente al subirlo a tu sitio web, te recomendamos guardarlo en formato PNG. Evita guardarlo en documentos de texto o cualquier otro tipo de archivo, de esta manera se conservará la calidad de la imagen y se integrará muy bien con el color del fondo del sitio.

Esperamos que estos tips te resulten útiles al momento de decidir qué versión de tu logotipo colocarás en el home de tu sitio web, en el perfil de tus redes sociales o en el ícono de tu app móvil. Recuerda, ya sea que lo hagas tú mismo o cuentes con la ayuda de un diseñador, seguir estos consejos no significa que debas restarle personalidad a tu marca, después de todo, el poder de la simplicidad es lo que ha llevado a las grandes empresas a diseñar los logotipos más memorables.

Miguel Franco
Diseñador Gráfico en EasyBroker.

Artículos relacionados

Related Posts