Cómo redactar anuncios inmobiliarios que te ayuden a vender

Ya tienes una propiedad y no puedes esperar a subirla a internet pero ¿no sabes cómo escribir algo que suene muy bien? A continuación te daremos recomendaciones para que escribas muy buenos anuncios que capten más clientes potenciales.

1. Describe al cliente ideal para esa propiedad. Comienza identificando qué características tiene la persona que podría interesarse en esa propiedad, ya que así será mucho más fácil que sepas qué destacarás y cómo debe ser tu lenguaje en el anuncio.

Por ejemplo, para un departamento en Del Valle, CDMX, concluyo algunas características de mi cliente potencial ideal: tiene familia (Del Valle es una colonia muy familiar y relajada) y puede ser de hasta 4 miembros ya que tiene tres recámaras amplias. Profesional con un auto porque hay un lugar de estacionamiento y que disfrute comer fuera de casa (hay muchísimos restaurantes de tono familiar, al menos uno por esquina).

2. Destaca las características más atractivas del inmueble. Piensa en aspectos como la ubicación, cosas específicas (como lugares de estacionamiento disponibles, elevador, vigilancia, un jardín bonito) y escríbelas todas. Seguro hay aspectos en tu propiedad que serán más atractivas para el posible comprador que otras, así que trata de detectarlas y tenerlas muy claras. Definirlo te ayudará mucho a redactar un título interesante y diferente que llame la atención.

1_5UsoHhABPA1hxWtYbKBraA

3. Describe la propiedad, piensa qué la hace especial y comienza a escribirlo. Sabemos que muchos departamentos tendrán elevadores y vigilancia, pero no todos tendrán una iluminación natural en todo el departamento; incluso el tamaño de la cocina puede ser un diferenciador. Eso sí, cuídate de exagerar los encantos de la propiedad y usar adjetivos ambiguos como “insuperable” o “increíble” ya que son palabras muy usadas y en realidad no son tan descriptivas (que es lo que tu comprador quiere para decidir si va a llamarte o no).

También, deberás poner las amenidades que están cerca, si incluye el mantenimiento y cualquier otra cosa que agregue valor a la propiedad. Normalmente, en los portales inmobiliarios existe un apartado para el número de habitaciones, baños, medidas, etcétera, así que no tienes que repetirlas. Trata de ser lo más descriptivo posible.

Usando la misma propiedad en Del Valle como ejemplo podría quedar algo así:

Departamento recién remodelado a dos cuadras del Parque Hundido

El departamento está recién remodelado y listo para habitarse. Ubicado a dos cuadras del Parque Hundido, tiene cerca restaurantes, estaciones de Metro y Metrobús, escuelas de diferentes especialidades y hasta un centro comercial.

Es una colonia familiar, por lo que la mayoría del tiempo es tranquila y muy segura; hay vigilancia en las calles de forma continua. El departamento está en un sexto piso así que desde el balcón tienes una vista despejada de la ciudad y por lo mismo entra mucha luz natural en la parte la sala y la cocina, especialmente en las mañanas.

Las recámaras cuentan con su propio clóset y la principal (que es la más grande) cuenta con baño completo y tina. El otro baño completo es amplio y todas los muebles son nuevos.

Tendrás un espacio de estacionamiento donde fácilmente cabe una camioneta, además de una bodega de 15 mts y vigilancia 24 horas incluída en tu cuota de mantenimiento.

Si tienes una mascota también es bienvenida, ¡no hay restricciones de especies!

4. Las fotos son muy importantes y también tienen su ciencia. Así como las fotos pueden ayudarte un montón a vender, también pueden ahuyentar a tus clientes potenciales, así que hay que echarle ganas. Recuerda que hay que tener buenas fotografías que le ayuden al comprador a visualizarse en esa propiedad. Trata de seguir estos puntos:

  • Antes de cualquier otra cosa verifica que el espacio esté limpio y pulcro: sabemos que sabes el por qué; dudamos de alguien que se motive a comprar viendo una propiedad descuidada. También puedes decorarla un poco, como acomodar los muebles disponibles de una forma que parezca ordenado y no que estorban. Cuida los detalles: que las camas estén tendidas, que el baño tenga la tapa cerrada, que no haya huellas en el piso. ¡Los detalles importan!
  • Toma las fotografías cuando el sol esté en su punto más intenso, y si necesitas un poco más de luz, prende las luces de la propiedad. También puedes hacer la prueba con los tipos de iluminación para ver cuál queda mejor. Apunta a dónde da la luz y no al revés: saldrá muy oscura por más focos encendidos que tengas.
  • Las fotografías deben mostrar las características más interesantes, justo como la descripción. Muéstralas a tus prospectos de forma clara y hagas lo que hagas, ¡no subas fotos borrosas!
  • Evita tomar fotos donde haya espejos: muy probablemente no quieres salir en las fotos y es mejor que muestres la propiedad y no tu silueta.
  • Asegurate de usar una cámara con buena definición que te ayude a tomar fotos con buena calidad. Por lo general, los celulares nuevos traen buenas cámaras así que eso no quiere decir que debes invertir en una cámara profesional a la fuerza. Así que toma tantas fotos como quieras ya que el único límite será el espacio en tu dispositivo.
  • Antes de dejar la propiedad, revisa las fotos, analiza si tienes el material que necesitas y si no, inténtalo de nuevo. Revisarlas te evitará volver a la propiedad sólo para eso.

Otras reglas

  • NO ESCRIBAS ASÍ. Todo en mayúsculas para llamar la atención; eso significa que estás gritando y no se ve bien.
  • Revisa muy bien y de forma detallada tu ortografía. Si no es tu fuerte, puedes pasar el texto por algún corrector ortográfico o puedes pedirle a alguien más que lo lea y le dé el visto bueno. Una faltita de ortografía (aunque sea una que parezca inofensiva) puede darle mala impresión a tus posibles compradores.
  • ¡No se vale mentir en tu anuncio! Evita poner adjetivos para cubrir desventajas, por ejemplo, escribir “vintage” para no decir que es viejo o poner que tiene “una agradable vista” para decir que está en la punta de un cerro.

Recomendado: Aumenta las visitas de tu sitio web al compartir propiedades.


Termina tu anuncio invitando a hacer una cita para conocer tu propiedad y no pongas tus datos de contacto en la descripción; en los portales hay una sección dónde pueden encontrarlos y si alguno de tus colegas quiere compartirla a su cliente, le será difícil porque no podrá borrar tus datos.

Cuando termines de crear tu ficha revísala varias veces. Puedes leer tu redacción en voz alta para que te ayude a notar detalles en las palabras o cómo estás hilando las ideas. Si necesitas otra opinión, muéstrale tu anuncio a otra persona para que te de retroalimentación.

Otro objetivo del anuncio será filtrar a los candidatos y así lleguen los que son buenos para tu propiedad, por ejemplo, que sólo te marquen aquellos que sí tienen fiador o únicamente los que no necesitan crédito. Recuerda que es importante que tu anuncio logre dar una idea clara de cómo es y al mismo tiempo, estimule a tus posibles clientes potenciales para que quieran contactarte en ese momento, la visiten y ¡tú puedas empezar a vender!

Virginia Maldonado’s Picture
Virginia Maldonado

Directora de Marketing y Customer Success @EasyBroker.